SIN MURALLAS

SIN MURALLAS
Desde mi tierra natal, Argentina
en épocas de vendimia,
en el mes internacional de la mujer
van, humildemente, estos versos.
No se escribe a la nada ni al vacío,
pretendiendo subir al cielo,
huyendo para librarse del infierno
como ser etéreo, cruzando el espacio
para escapar de la realidad terrenal.
Se plasman los hechos y sus realidades con la libertad,
ese precioso don enviado desde el cielo
a los hombres abiertos al diálogo
en todos los rincones del planeta,
aun en las tormentas sin muros, sin muertos…
Los hombres que poseen demasiado ego
son corazones salvajes que invaden al mundo,
embarran a los seres virtuosos.
Pero el universo está lleno de estrellas
con chispas encendidas
en contra del terror entre la vida, la muerte y las murallas
que impiden el paso de la libertad.
El camino de la verdad no puede ser abandonado,
abriendo las fronteras del alma
sin quedarse dormido entre laureles,
menos construyendo murallas.
El odio enferma a las sociedades …
No seamos un manantial copioso
que surge con violencia.
Alejados del libertinaje de la libertad,
acusa a las cadenas del avasallamiento,
sin manosear la altivez del derecho del hombre
Entonces se cosecha la paz ,
esa que debe estar en todos los seres vivos
y no puede ser insípida como un poeta sin espíritu.
Levantemos la antorcha con nuestras propias manos,
junto al clamor de esperanza perdurable
y en feroz combate contra la esclavitud,
en contra de cualquier sometimiento
en homenaje al significado de la estatua de la libertad,
ese símbolo para el mundo entero ,
iluminando con su figura de mujer,
saludando al crisol de razas,
rindiéndole honor a los que luchan
por los Derechos Humanos ,
a los que han llegado en el barco Mayflower
a la Isla Ellis, a los que huyen del horror en busca de libertad,
a la mujer que clama por justicia
en este mundo lleno de violencia, indiferencia, guerras .
Miles de mujeres , dignas heroínas :
a esa mujer madre africana que ve morir a sus hijos de hambre,
a esa mujer madre palestina que siente la impotencia al perder sus hijos,
a esa mujer madre burda o siria,
a esa mujer madre del Líbano al perder un hijo en la guerra…
Por las que huyen al Mediterráneo ,
ellas escriben su propia antología digna de ser destacada,
incluso con la recolección de su vendimia sabor a hiel.
madrugando junto al clamor por la justicia.-
Elisa Barth.- Año 2017.-

Enviar-me um e-mail quando as pessoas deixarem os seus comentários –

Para adicionar comentários, você deve ser membro de Belas Artes Belas.

Join Belas Artes Belas